Un año más, Samsung añade un nuevo modelo a su familia. Esta nueva incorporación llega con un diseño completamente renovado en su parte trasera y vuelve a las pantallas planas. Además, podríamos considerarla como la «generación que decide no subir el escalón del precio»

Los nuevos Samsung Galaxy S21 y S21+ han sido diseñados como una gama premium para «un mayor número de consumidores», pero siguen ofreciendo los últimos componentes disponibles en el mercado de telefonía móvil. En estos casos, Samsung apuesta por un diseño de cristal reforzado con el nuevo Gorilla Glass Victus, que incorpora paneles Dynamic AMOLED 2X con 120Hz y utiliza el nuevo chipset Exynos fabricado en 5 nanómetros. Ambos modelos, comparten apartado fotográfico con una configuración de triple cámara y modo retrato mejorado

 

Ficha técnica del Samsung Galaxy S21, Galaxy S21+ y Galaxy S21 Ultra

 

Pantalla Dynamic AMOLED plana de hasta 6,7 pulgadas 

 

Mientras el Galaxy S21 Ultra sí mantiene la curva, los nuevos Galaxy S21 y Galaxy S21+ vuelven a las pantallas planas. Ambos modelos llegan con un nuevo panel Dynamic AMOLED 2X Infinity-O con resolución FullHD+ y una tasa de refresco que alcanza hasta los 120 Hz. La resolución es independiente de los hercios y aunque bajemos, el nivel de detalle se mantendrá.

Un año más, y pese al cambio a las pantallas planas, el agujero en pantalla se mantiene, ubicado en la posición central superior. Para reducir la fatiga ocular, el nuevo ‘Eye comfort shield’ ajusta automáticamente el filtro de luz azul según la hora del día, el contenido que se esté viendo y la hora de acostarse. Los paneles elegidos son compatibles con HDR10+

 

Todos los Samsung Galaxy S21 llegan con un acabado mate y disponen de un cuerpo con certificación IP68 para la resistencia al agua y al polvo. El modelo S21 incluye material de policarbonato especialmente reforzado, pero el S21+ incluye Gorilla Glass Victus, que promete ser el doble de resistente, mejor resistencia a arañazos y soporte a caídas de hasta 2 metros. Como novedad, Samsung añade la capa de protección Knox Vault y se incorpora la función ‘Private Share’, para controlar qué personas tienen acceso al contenido que enviamos.

En cuanto al Samsung Galaxy S21 Ultra, viene con el modo de pantalla “Intenso” activado de fábrica y éste deja unos colores exagerados y menos realistas, pero sigue siendo el único modo que permite ajustar el balance de blancos (aunque sigue sin ser gradual, ni la temperatura ni el balance RGB). El modo natural de color se queda con un balance de blancos demasiado cálido, de modo que hemos de elegir entre saturación o un matiz demasiado amarillo. Además, la sensibilidad táctil es correcta y no detectamos ningún punto en el que falle. A eso ayuda que la curvatura de pantalla sea discreta (parece muy similar a la del S20 Ultra), con lo que hay que ladear el móvil para ver las sombras que provoca esta forma en el cristal.

 

5 nanómetros, WiFi 6 y compatibilidad con Smarthings

 

Los Samsung Galaxy S21 son los encargados de presentar al mundo el nuevo Exynos 2100, el chipset de Samsung fabricado en 5 nanómetros. Se trata del procesador más potente hasta la fecha de la compañía y que integra el módem 5G. Esto hace que este año no haya modelo LTE de los Galaxy; todos los Galaxy S21 serán 5G. Sin embargo, este año no hay microSD, siendo los primeros Galaxy S o Note que vienen sin ella.

 

Triple cámara con zoom óptico 3X y modo retrato mejorado 

Tanto el Galaxy S21 como el Galaxy S21 Plus comparten apartado fotográfico. Tenemos un sensor principal de 12 megapíxeles, junto a un ultra gran angular de 12 megapíxeles y un telefoto de 64 megapíxeles.

  • Ultra gran angular: 12 megapíxeles, f/2.2, 120º, 13 mm, OIS
  • Angular: 12 megapíxeles, f/1.8, 79º, 26 mm, OIS
  • Telefoto: 64 megapíxeles, f/2.0, OIS, zoom óptico 3x
  • Frontal: 10 megapíxeles, f/2.2

 

 

Este año, Samsung ha mejorado el modo retrato, con luz de estudio y estimación de profundidad. A nivel de vídeo, tenemos grabación 4K en todas las lentes y un modo auto frames que cambia de 30 a 60 fps automáticamente en función de la luminosidad.

Por su parte, el Samsung S21 Ultra estrena el sensor de 108 megapíxeles para su cámara principal, el S21 Ultra hace hueco para un segundo teleobjetivo para tener un zoom óptico de hasta 10 aumentos, conservando el digital de hasta 100x. Así queda todo lo que aloja este módulo tan llamativo:

  • Cámara principal: sensor de 108 megapíxeles (1/1,33 pulgadas), enfoque automático para detección de fase, campo de visión de 83º, estabilización óptica, valor de apertura f/1.8 y fotodiodos de 0,8 µm.
  • Ultra gran angular: sensor de 12 megapíxeles, tecnología Dual Pixel, enfoque automático, campo de visión de 120º, valor de apertura f/2.2 y fotodiodos de 1,4 µm.
  • Teleobjetivo 1: sensor de 10 megapíxeles, tecnología Dual Pixel, enfoque automático, zoom óptico 3x, campo de visión de 35º, estabilización óptica, valor de apertura f/2.4 y fotodiodos de 1,22 µm.
  • Teleobjetivo 2: 10 megapíxeles, tecnología Dual Pixel, enfoque automático, zoom óptico 10x, campo de visión de 10º, estabilización óptica, valor de apertura f/4.9 y fotodiodos de 1,22 µm.
  • Enfoque automático por sensor láser.

 

 

Además, no se bajan del tren del vídeo 8K y no escatiman en opciones de fps ni en trasera ni en frontal, disponiendo la interfaz para su fácil elección. La estabilización de serie es suficiente para realizar buenas grabaciones, sin tener que recurrir a la super estabilización. Esta opción se ejecuta sólo con el (ultra) gran angular, lo cual implica estabilización plenamente electrónica y menor nitidez, además de FullHD como resolución única.

Si comparamos los tres modelos, nos damos cuenta que el S21 Ultra es el único con WQHD+, los S21 y S21+ tienen resolución FullHD+, lo que supone un paso atrás con respecto a la generación anterior. Siguiendo con la batería, hay un aumento de capacidad en el Galaxy S21+ que justificaría su aumento de peso ya que llega a los 4.800 mAh. Los Galaxy S21 y S21 Ultra mantienen 4.000 y 5.000 mAh respectivamente. Todos tienen carga rápida de 25W, carga inalámbrica y carga inalámbrica inversa.

 

 

Uno de los cambios que más ha sorprendido a los clientes de Samsung es la eliminación del cargador y los auriculares a la hora de comprar el terminal.  Se elimina el cargador de la caja y nos dejan únicamente con un cable de carga, tipo USB-C, por lo que no nos sirve cualquier cargador que tengamos por casa ya que la mayoría tienen el adaptador de corriente con USB-A. 

Y no solo eso, además Samsung también ha recortado con la resolución de pantalla de los S21 y S21+ y se ha cargado la curva del modelo Ultra casi por completo. Otra de las novedades que quizá no guste mucho es la desaparición de la MicroSD, aunque con 128 GB de base no parece algo imprescindible para la mayoría de usuarios. 

¿Samsung S21, S21+ o S Ultra? ¡Elige el que más te guste!