Desde Sinedie Advisor y Vodafone Business te recomendamos estos 8 tips que deberías tener en cuenta para proteger la ciberseguridad de tu empresa sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero.

1.- Comprueba si tus emails son vulnerables

Una parte muy significativa de las direcciones de correo electrónico de todo el mundo han sido vulneradas en una o más ocasiones. Y cuantos más años tenga tu dirección de correo, más probable es que lo haya sido. Cada vez que a un correo se le roba la contraseña, ambas cosas suelen aglutinarse en bases de datos que se ponen a la venta para todo tipo de cibercriminales.

Si quieres saber si alguien te robó la contraseña de tu correo, puedes entrar en Have I been Pwned?, y al poner tu dirección de email te dirá si alguna vez ha sido vulnerado y en cuántas bases de datos aparece. Si tu correo está en alguna lista, cambia la contraseña lo antes posible, pero cámbiala por completo para que nadie pueda volver a saberla.

2.- Revisa, cambia y actualiza tus contraseñas

Es el consejo que más te habrán dado, pero es que realmente es el más eficaz y barato de todos. Las contraseñas de tu correo electrónico son esenciales, así que ni pueden ser fáciles ni pueden durar dos años. Lo ideal es que las cambies cada 1-3 meses y que tengan una combinación de números, letras mayúsculas y minúsculas y símbolos.

3.- Mantén todo actualizado

Seguramente uses herramientas como Windows, Office, Photoshop, el software con el que gestionas tu web o tu correo electrónico, etc. Pues bien, es muy importante tenerlos actualizados a la última versión. Si usas una versión antigua estarás corriendo demasiados riesgos.

Lo cierto es que la mayoría de ciberataques se producen por fallos de seguridad en sistemas operativos o programas de todo tipo: para que te hagas una idea, Windows saca un parche de seguridad cada mes para solventar las vulnerabilidades que van surgiendo en su sistema operativo. Por eso, es esencial que tengas todos tus programas, plataformas y sistemas operativos debidamente actualizados.

4.- Evita conexiones públicas

Conectarse a una Wifi pública no es tan buena idea. No se trata de que un ciberdelincuente esté persiguiéndote a ti, sino que quizá ha entrado en esa red para hacerse con los datos de todos los que se conecten.

Si tienes un negocio de cara al público (un restaurante, un hotel, una sala de eventos…), aplaudimos tus ganas de darles Wifi gratis a tus clientes, pero, si lo haces, al menos que no sea la misma red a la que se conecta tu empresa. De este modo, tus archivos confidenciales no estarán en la misma red de tus clientes. Romper la seguridad de una red informática es mucho más sencillo de lo que parece.

5.- Ayuda a tus empleados

Como te hemos contado antes, los empleados acabamos siendo los eslabones más débil de la ciberseguridad. Da igual que tu empresa tenga el mejor software de protección, basta con que un empleado pinche donde no debe o se descargue lo que no debe para que comience el caos.

De manera muy esencial, deberías pedirles tres cosas a tus empleados: en primer lugar, que no se registren con su correo de empresa en ninguna web que no tenga que ver con algo del trabajo; en segundo, que no naveguen por ciertas webs cuando estén en el trabajo; y en tercer lugar, que tengan sentido común al abrir el correo: que no pinchen en ningún link posiblemente sospechoso ni se bajen cualquier documento.

6.- Clasifica la información

Seguramente en tu empresa guardéis mucha información, alguna de la cual será confidencial (datos de clientes y proveedores, información personal, facturas…) y otra quizá no tanto (diseños webs, archivos de Photoshop, documentos de texto con información no confidencial…). Lo primero que debes hacer es clasificar esta información y separarla: la confidencial tiene que estar especialmente reservada y no debe tener acceso a ella cualquier persona.

7.- Informa a clientes y proveedores

De poco van a servir todos estos consejos si un cliente o proveedor de tu empresa no custodia bien sus datos (que pueden incluir los tuyos) y es él quien sufre el ciberataque o la brecha de datos. Pásale este artículo a todo tu entorno empresarial cercano (clientes, proveedores, empresas colaboradoras, freelancers…) para que ellos hagan lo mismo. Recuerda que, cuando tu seguridad informática se rompe, también se rompe la de todas aquellas personas o empresas que aparecen en los documentos que te han robado.

8.- Ayuda externa y/o recursos públicos gratuitos

¡Protege tu empresa de ciberataques! Contacta con uno de nuestros asesores y contrata Vodafone Seguridad Digital, la seguridad de tu empresa es prioridad.